viernes, 18 de febrero de 2022

Mohammad Halabi sufre la 23ª prorroga de juicio sin que haya sentencia por parte de la justicia israelí


 ​Jonathan Kuttab, con corbata a rayas, y diplomáticos a la salida de la audiencia


Mohammad Halabi sufre la 23ª prorroga de juicio sin que haya sentencia por parte de la justicia israelí
Fuente: Just Peace Advocates, 15 de febrero de 2022

#Justice4Halabi: Un día en el Tribunal Superior de Justicia de Israel

23ª prórroga y 168 fechas de juicio. La justicia retrasada es justicia negada.

Ayer, Jonathan Kuttab asistió a una audiencia en el Tribunal Superior de Justicia de Israel como abogado de Mohammad Halabi, ya que éste está siendo representado por el despacho de abogados de Kuttab en Jerusalén. A la audiencia asistieron también más de quince diplomáticos de Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y varios otros países, así como simpatizantes de múltiples ONG, entre ellas Save the Children.

Jonathan Kuttab ha proporcionado esta actualización.

Como recordatorio, el preso y trabajador humanitario palestino Mohammed Halabi, antiguo director de World Vision Gaza, fue encarcelado injustamente bajo cargos manifiestamente falsos de redirigir millones de dólares de ayuda para el pueblo de Gaza a Hamás. Halabi ha permanecido en prisión durante casi seis años, a pesar de no existir ninguna prueba física de los cargos que se le imputan. Just Peace Advocates ha abogado por que el gobierno canadiense exija a Israel que libere a Halabi de su encarcelamiento y ponga fin a este caso de una vez por todas.

En Canadá, se han enviado más de 1.000 cartas al gobierno canadiense. Además, miles de personas se unieron a dos tormentas en las redes sociales durante 2021 con Just Peace Advocates y otros socios, lo que dio como resultado millones de impresiones.

Según la legislación israelí, un juicio penal en el que se encarcela a un acusado debe concluirse en los nueve meses siguientes a su detención. Más allá de eso, la fiscalía debe solicitar al Tribunal Superior una prórroga de tres meses. Normalmente, el Tribunal Superior no entra en los detalles del caso, sino sólo en las razones del retraso. El retraso suele concederse una o dos veces. Además, el Tribunal Superior es libre de rechazar una prórroga y ordenar que el acusado quede en libertad bajo fianza, en arresto domiciliario, con una pulsera electrónica para su control, etc., mientras continúa el juicio.

En el caso de Halabi, el Estado de Israel ha solicitado y recibido repetidamente prórrogas y se ha negado a considerar su liberación bajo fianza. La vista de hoy ha sido la vigésimo tercera (¡sí, la vigésimo tercera!) solicitud de prórroga de este tipo. El resultado es que Halabi lleva ya casi 6 años en la cárcel, sin fianza ni condena.

Maher Hanna, el abogado del bufete Kuttab, Khoury y Hanna de la oficina de Jerusalén Este que supervisa el caso, fue mordaz en su presentación. Dijo que, aunque el Tribunal Supremo no suele examinar los detalles del juicio subyacente, limitándose únicamente al pliego de cargos, el tribunal no puede ignorar los hechos de este caso concreto y tiene que considerar su contenido. De hecho, los cargos enumerados en el pliego de cargos han sido superados hace tiempo, pues el Estado israelí ya no los mantiene. El Estado ya no mantiene el grueso de los cargos contra Halabi. Todos los testimonios han concluido, y no hay razón para más retrasos. Hanna retó al tribunal a que al menos leyera los resúmenes del caso, pero el juez se negó.

No obstante, Hanna logró deslizar en su presentación algunos puntos sustanciales:

El interrogador principal ha declarado bajo juramento que nunca investigó las pruebas contra Halabi, porque eran demasiado voluminosas. Tuvo acceso a todos los archivos y ordenadores de World Vision Gaza, pero no pudo señalar ninguna prueba.

La afirmación de que Halabi trazó la ubicación de los cruces de Eretz en 2010, en nombre de Hamás, queda refutada por los registros israelíes presentados al tribunal que muestran que Halabi ni siquiera había estado en el puesto de control de Eretz entre 2006 y finales de 2011.

El Estado ofreció repetidamente a Halabi la oportunidad de declararse culpable a cambio de una condena de tres años (más tarde de cuatro), pero Halabi se negó rotundamente y ha insistido en su inocencia.

World Vision ya no opera en Gaza, por lo que no hay peligro de que Halabi desvíe su dinero a nadie si es liberado. De todos modos, incluso el Estado de Israel permite ahora abiertamente que los fondos qataríes vayan a parar a Hamás.

Las audiencias, incluyendo todas las pruebas, así como los sumarios, terminaron hace meses. Sin embargo, todavía no hay veredicto ni indicación alguna de cuándo emitirá el juez su veredicto (aunque había insinuado que tardaría meses en preparar su veredicto).

Al final, el juez del Tribunal Superior declaró que hablaría con el juez del Tribunal de Distrito y le preguntaría cuándo esperaba dar su veredicto, antes de decidir sobre esta prórroga. Maher Hanna cree que se trata de un avance positivo y se muestra cautelosamente optimista de que al menos podamos ver el fin de los interminables retrasos.

Halabi, que asistió a la vista por Zoom, tuvo una rara oportunidad cuando el juez salió de la sala de saludar a todos los diplomáticos y simpatizantes, compartiendo unas breves palabras con ellos antes de que la policía judicial cortara la conexión. Halabi dio las gracias a los diplomáticos, diciéndoles que está haciendo todo esto para que la importante labor humanitaria de varias organizaciones, como World Vision y otras, pueda continuar en Gaza.

Para leer una entrevista de FOSNA con el abogado Maher Hanna sobre los absurdos del caso contra Halabi, siga el siguiente enlace:

El absurdo caso contra Muhammad El Halabi: Una entrevista con la defensa

Ver también:

#Justice4Halabi (Anuncio de campaña)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

PREGUNTA PARLAMENTARIA DE UNIDAS PODEMOS

 PREGUNTA PARLAMENTARIA DE UNIDAS PODEMOS SOBRE QUÉ SANCIONES SE HAN IMPUESTO A LAS EMPRESAS QUE ACTÚAN EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS PALESTIN...