sábado, 15 de enero de 2022

El nuevo documento secreto de Israel sigue sin vincular a las ONG palestinas con el "terrorismo Por Oren Ziv y Yuval Abraham

 


​Los directores de cinco asociaciones de derechos palestinos declarados "organizaciones terroristas" por Israel (de izquierda a derecha): Shawan Jabarin de Al-Haq, Ubai Al-Aboudi de Bisan Center, Fuad Abu Saif de UAWC, Sahar Francis de Addameer y Khaled Quzmar de DCI-Palestina, en Ramalah, Cisjordania, el 28 de octubre de 2021. (Oren Ziv).

El nuevo documento secreto de Israel sigue sin vincular a las ONG palestinas con el "terrorismo
Por Oren Ziv y Yuval Abraham 13 de enero de 2022
Fuente. +972 y Local Call

+972 y Local Call han obtenido un nuevo informe enviado a los diplomáticos extranjeros en un nuevo intento de justificar la ilegalización de seis grupos de la sociedad civil palestina. El documento, lleno de afirmaciones sin fundamento, no ha convencido a los dirigentes europeos. Este artículo se ha publicado en colaboración con Local Call.

Durante la mayor parte del último año, el gobierno israelí ha estado en una misión para convencer a los países europeos de que seis de las más prominentes organizaciones de la sociedad civil palestina son en realidad una fachada para el terrorismo. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, que incluyeron un dossier confidencial de 74 páginas del Shin Bet enviado a los diplomáticos el pasado mes de mayo, Israel no ha logrado convencer a los líderes europeos de sus acusaciones.

Tras fracasar en su intento de convencer a los diplomáticos, el mes pasado Israel empezó a difundir un nuevo documento elaborado por el Ministerio de Asuntos Exteriores -conseguido por +972 y Local Call, y revelado aquí por primera vez- con información adicional, en un nuevo intento de vincular a las organizaciones con el terrorismo. Sin embargo, una vez más, parece que Israel no ha podido fundamentar sus afirmaciones, y los líderes europeos siguen sin estar convencidos. Mientras tanto, Israel ha rechazado la petición de las seis organizaciones de recibir detalles sobre las acusaciones, aunque ha ampliado el plazo para presentar un recurso sobre la decisión del 10 al 18 de enero.

El nuevo documento -que se califica de "secreto" a pesar de no llevar ningún logotipo estatal que lo señale como oficial, y que se envió en inglés o en hebreo a diferentes países- no presenta ninguna prueba real contra los grupos, sino que hace afirmaciones generales sobre su supuesto apoyo al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), que está proscrito como organización terrorista por Israel, Estados Unidos y la UE. También se centra en los presuntos vínculos personales entre altos cargos de los seis grupos y el FPLP.

El documento llega tras un dossier de 74 páginas del Shin Bet que Israel envió a varios países europeos en mayo de 2021. El objetivo de ese documento era demostrar que las seis organizaciones -Al-Haq, Addameer, Bisan Center, Defense For Children International-Palestine, la Unión de Comités de Trabajo Agrícola y la Unión de Comités de Mujeres Palestinas- forman parte del FPLP, apoyan sus actividades y sirven como medio para canalizar dinero hacia éste. Medio año después de su difusión, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, declaró a estas organizaciones "grupos terroristas".

Una investigación conjunta realizada por +972, Local Call y The Intercept inmediatamente después de la declaración de Gantz descubrió que las acusaciones del Shin Bet contra las organizaciones carecían de fundamento y se basaban principalmente en el testimonio de segunda mano de dos contables palestinos que nunca trabajaron para las organizaciones en cuestión. La investigación reveló además que las actividades "delictivas" en las que participaban estas ONG incluían supuestamente clases de danza tradicional palestina y ayuda a los enfermos.

La investigación también descubrió que los países europeos que recibieron el informe del Shin Bet no creían que constituyera una "prueba concreta" contra las seis organizaciones. Tras la declaración de Gantz en octubre, Israel inició una campaña para convencer a los países europeos y a Estados Unidos de que tenía pruebas adicionales de los vínculos entre las organizaciones y el FPLP. El documento no firmado, a diferencia del expediente del Shin Bet, "perfila" a las seis ONG y enumera a los altos cargos de cada una de ellas que supuestamente tienen o han tenido vínculos personales con el FPLP. El documento no incluye alegaciones de que estos altos funcionarios hayan estado alguna vez involucrados en las actividades militares o violentas del FPLP.

El nuevo expediente describe a Addameer como "una organización muy importante para el FPLP", que se fundó para "enviar un mensaje claro a los operativos del FPLP y al público palestino en general de que la organización [FPLP] no abandona a quienes realizan actividades terroristas contra Israel, sino que los compensa a ellos y a los miembros de sus familias y garantiza su bienestar". El documento afirma además que Addameer "promueve el apoyo público a los prisioneros y líderes del FPLP".

El documento nombra a la directora ejecutiva de Addameer, Sahar Francis, como "operativa del FPLP", y afirma que "la mayoría de los empleados de la organización son conocidos y prominentes operativos/apoyos del FPLP". El documento afirma además que Addameer participa en proyectos del FPLP, sin incluir ningún detalle, y que sus "empleados participan en actividades organizativas en nombre del FPLP que no están directamente relacionadas con la organización [Addameer], por ejemplo, transmitiendo mensajes e instrucciones entre los prisioneros del FPLP." El documento también afirma que las oficinas de Addameer se utilizan para actividades del FPLP, aunque no detalla cómo, ni cuándo.

El documento afirma además que Al-Haq, la más antigua y respetada ONG palestina de derechos humanos, es una organización del FPLP, cuyos empleados son todos "operativos del FPLP". Al-Haq, dice el documento, "se centra en la guerra legal contra Israel y actúa en coordinación [con] y bajo la dirección de los dirigentes del FPLP. Éstos consideran que las actividades [de Al-Haq] son estratégicamente importantes en la lucha contra Israel, y esto se considera un apoyo a la lucha armada del FPLP."

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí afirma que Al-Haq "se ha abstenido de presentar públicamente su pertenencia al FPLP, y lo niega. Es una decisión consciente destinada a retener a los donantes y a disipar cualquier duda que pueda surgir por parte de la comunidad internacional sobre la credibilidad de la organización."

El director ejecutivo de Al-Haq, Shawan Jabarin, es descrito en el documento como "un alto miembro del FPLP... como parte de su trabajo, Jabarin se reúne con operativos del FPLP en varios distritos". El documento afirma que Jabarin forma parte del FPLP desde la década de 1980, ha participado en actividades organizativas, formó parte de la célula estudiantil del FPLP durante sus estudios en la Universidad de Birzeit y comenzó a trabajar en Al-Haq mientras "pertenecía al FPLP".

El documento sostiene además que tanto Kitan Safin, que dirige la Unión de Comités de Mujeres Palestinas (UPWC), como Abla Sa'adat, empleada de la organización y esposa de Ahmad Sa'adat -secretario general del FPLP que cumple una condena de prisión por ser el autor intelectual del asesinato del ministro israelí de extrema derecha Rehavam Ze'evi en 2001- son miembros de alto rango del FPLP.

Según el expediente, la UPWC "dirige varios proyectos en Cisjordania, incluidos los que sirven al FPLP, por ejemplo, centros culturales y guarderías". El documento también afirma que la organización se centra, entre otras cosas, en "apoyar a poblaciones especiales, familias de mártires y presos con grado de seguridad". El documento alega además que los miembros del UPWC han llevado a cabo actividades en nombre del FPLP, como la transferencia de fondos, la formación organizativa y declaraciones y que la infraestructura de la organización se utilizó para las reuniones del FPLP. Ninguna de las afirmaciones iba acompañada de detalles, fechas o cualquier otra prueba.

El documento también afirma que la Unión de Comités de Trabajo Agrícola (UAWC) es una "organización clave" del FPLP, que está sujeta a sus miembros de alto rango y ayuda a financiar al FPLP. El documento enumera a dos altos miembros de la organización, Abed al-Razaq y Samer Arbid, que actualmente están siendo juzgados por conspirar y llevar a cabo el asesinato de Rina Shnerb, de 17 años, en un manantial de la Cisjordania ocupada en 2019.

El documento afirma además que UAWC recibe millones de dólares en donaciones de países europeos, y que está involucrada en "falsificaciones y fraudes", aunque, al igual que con sus acusaciones anteriores, no aporta ninguna prueba. El documento también afirma que las oficinas del UAWC se utilizan para las reuniones del FPLP.

"Les están quitando su último perro guardián"
Al igual que el dossier del Shin Bet que lo precedió, el nuevo documento no ha logrado convencer a los países europeos de que las organizaciones estaban implicadas en actividades terroristas.

"No se ha presentado ni una sola prueba incriminatoria, ni un solo país ha aceptado o se ha dejado convencer por las acusaciones", dijo el mes pasado a +972 y Local Call un diplomático occidental con sede en Ramala que pidió permanecer en el anonimato. "Según la información existente, [los estados donantes] de Europa no estaban convencidos de que los documentos aportados por Israel justificaran la designación de organizaciones terroristas".

El mismo diplomático estima que estos países tendrán que tomar pronto una decisión sobre la continuidad de su apoyo financiero a las seis organizaciones. "La mayoría de los países no detuvieron la financiación, porque no vimos pruebas", dijo el diplomático. "Estos países no pueden esperar mucho más. En los próximos meses se tomará una decisión, muy probablemente para continuar el apoyo".

Según el diplomático, la decisión de Israel de declarar ilegales a las organizaciones "no se sostendrá en un tribunal europeo", ya que la legislación israelí "se basa en una definición mucho más amplia de lo que constituye el "terrorismo", que no coincide con la forma en que lo define la Unión Europea". En Israel, cualquiera que apoye a un grupo que haya sido designado como "organización terrorista" es automáticamente designado como "partidario del terrorismo". En Europa, explicó el diplomático, simplemente no es así. "Incluso si expresas tu apoyo [a un grupo considerado "organización terrorista"], no serás juzgado por ello", dijo.

"No podemos castigar a las organizaciones porque Israel las haya designado 'terroristas' sobre una base legal diferente a la nuestra", continuó el diplomático. "Estas organizaciones critican las dos dictaduras que se han creado para el pueblo palestino: la dictadura de Israel y la dictadura de la Autoridad Palestina. Les están quitando su último perro guardián", añadió. [la expresión referida en este contexto es que Israel se quiere quitar de en medio cualquier control u observador] 

Las observaciones del diplomático coinciden con las declaraciones oficiales publicadas por varios países europeos, así como con los comentarios de otros diplomáticos. Dinamarca e Irlanda ya han anunciado que no aceptan las acusaciones de Israel y que seguirán financiando a las organizaciones, mientras que representantes de otros 10 países dijeron a +972 y a Local Call que no estaban convencidos de los materiales adicionales proporcionados por Israel desde octubre de 2021.

La semana pasada, sin embargo, el gobierno neerlandés anunció que dejaría de financiar a la UAWC, después de que aparentemente encontrara "conexiones personales" entre sus empleados y el FPLP, y porque la organización no era transparente sobre esos vínculos. La decisión, que se produjo tras una suspensión de 18 meses de la financiación a la UAWC, utiliza un lenguaje similar al del nuevo documento, que se centra en los vínculos personales entre los altos cargos de las seis ONG y el FPLP.

Sin embargo, el anuncio del gobierno de La Haya también rechazó algunas de las afirmaciones centrales de Israel sobre las supuestas conexiones organizativas entre la UAWC y el FPLP. Tras una investigación externa realizada por el grupo de consultoría de riesgos Proximities, con sede en los Países Bajos, que comenzó a principios de 2021 y abarcó el periodo comprendido entre 2007 y 2020, durante el cual el UAWC recibió financiación de dicho país, el gobierno dijo que no encontró pruebas de "flujos financieros entre el UAWC y el FPLP... Tampoco se ha encontrado ninguna prueba de unidad organizativa entre el UAWC y el FPLP o de que el FPLP proporcionara mandatos a UAWC". La investigación también dijo que no se encontraron pruebas de que el personal o los miembros de la junta directiva hubieran utilizado sus cargos en la organización para organizar ataques armados.

El anuncio neerlandés coincide, por tanto, con las declaraciones de varios países europeos respecto a las seis organizaciones. Durante una sesión en el Parlamento danés el 21 de diciembre, el ministro de Asuntos Exteriores, Jeppe Kofod, dijo que su gobierno no había recibido documentación relativa a la decisión de Israel de declarar a Al-Haq organización terrorista, por lo que Dinamarca tiene la intención de seguir financiando a la organización como estaba previsto, al menos hasta 2023. Kofod añadió que, si Israel aporta pruebas, "reevaluará la situación".

El gobierno irlandés anunció en noviembre de 2021 que Israel no había aportado pruebas adecuadas contra las organizaciones. El ministro de Asuntos Exteriores, Simon Coveney, declaró que "seguiremos hablando con esas dos ONG [Al-Haq y Addameer] sobre cómo podemos seguir apoyando su trabajo." En diciembre de 2021, la embajadora irlandesa ante la ONU, Gerladine Byrne Nason, declaró que "a falta de pruebas que corroboren estas acusaciones, Irlanda seguirá apoyando a las organizaciones en cuestión".

Aunque otros países han rechazado las acusaciones de Israel, no han anunciado oficialmente que vayan a seguir apoyando a las seis organizaciones. La ministra belga de Asuntos Exteriores, Sophie Wilmès, anunció a principios de diciembre que "no se ha demostrado el supuesto uso indebido de fondos por parte de algunos socios palestinos, ni su asociación con el FPLP". Hasta ahora, las nuevas acusaciones tampoco han sido corroboradas". Wilmès declaró además que "en una próxima fase, en la que es importante coordinarse con nuestros socios europeos, será necesario determinar nuestra línea de actuación a nivel operativo en apoyo de la sociedad civil".

La ministra noruega de Asuntos Exteriores, Anniken Huitfeldt, declaró el 29 de octubre que le preocupaba que la decisión de Israel "redujera el ya limitado espacio de compromiso con la sociedad civil en Palestina, en particular el espacio para el trabajo de derechos humanos", y que "Noruega da alta prioridad a los esfuerzos para promover los derechos humanos y el apoyo a la sociedad civil en Palestina". Mona Juul, embajadora de Noruega ante la ONU, anunció el 30 de noviembre que "si no se nos presenta -en un plazo razonable- información suficiente para corroborar estas acusaciones, pediremos a Israel que anule la decisión".

Los gobiernos de Francia, Alemania, Italia, Suecia y varios organismos de la UE también han expresado su "preocupación" por la declaración, señalando que se han investigado anteriores acusaciones de malversación de fondos de los donantes, pero no se han probado.

Los donantes tienen miedo
El intento de las seis organizaciones de obtener información adicional de las autoridades israelíes no ha dado sus frutos. El 16 de diciembre de 2021, poco menos de cuatro semanas antes del plazo inicial fijado por las autoridades israelíes para una audiencia sobre la decisión, el equipo jurídico que representa a las organizaciones exigió que se les facilitara el material que Israel utilizó como base para su declaración. "Sin detallar las alegaciones de actos concretos (acto, hecho, fecha, lugar), y sin revelar las pruebas que supuestamente los establecen, no se da a las organizaciones una oportunidad real y efectiva de responder y hacer frente a la acusación contra ellas", decía el recurso. "Una audiencia en la que no se revelan las pruebas es un procedimiento viciado que carece de la característica más básica de un juicio justo".

La Fiscalía Militar respondió a principios de enero que se negaba a transmitir la inteligencia confidencial en la que se basaba la declaración, y que sólo estaba dispuesta a transmitir la inteligencia no confidencial, ya que, según afirmaba, "el núcleo de las declaraciones se basa en inteligencia clasificada, cruzada y fiable". La Fiscalía Militar ha ampliado el plazo para recurrir hasta el 18 de enero.

Shawan Jabarin, de Al-Haq, dijo a +972 que en los últimos meses se ha reunido con representantes de Francia, Alemania, Países Bajos, Suecia, Dinamarca, Noruega, España, Bélgica e Irlanda. "En todas las reuniones me han dicho que creen que las acusaciones contra nosotros no tienen fundamento", dijo, y añadió que los representantes dijeron que publicarían las declaraciones después de las vacaciones.

Sahar Francis, de Addameer, dijo también que en los últimos dos meses su organización ha mantenido numerosas reuniones con representantes de países europeos, en las que se puso de manifiesto que Israel no ha presentado pruebas adicionales desde el expediente del Shin Bet en mayo. "Dicen que no es suficiente y que no es convincente. Pero siguen esperando a ver si Israel envía más pruebas. Creemos que estos países deberían hacer una declaración pública valiente que diga: 'Han pasado dos meses, el tiempo se acaba. No estamos convencidos y seguiremos apoyando a las organizaciones'".

Fuad Abu Saif, que dirige la UAWC, dijo que su organización pidió a la UE que fijara un plazo para declarar públicamente si estaban convencidos de las acusaciones y si seguirían apoyando a las organizaciones. Dijo que algunos de los representantes con los que se reunió le habían dicho que harían esa declaración en enero. "Hay miedo. Los donantes tienen miedo y las organizaciones internacionales también", dijo Abu Said a +972. "Por un lado, creen que la declaración contra las seis organizaciones no se basa en nada. Pero, por otro lado, están esperando una decisión colectiva para seguir apoyando a las organizaciones, para no estar solos ante Israel. Por ejemplo, esto podría adoptar la forma de una decisión conjunta de todos los países de la UE".

A principios de esta semana, varias organizaciones israelíes de derechos humanos, como B'Tselem, Breaking the Silence, Physicians for Human Rights-Israel y HaMoked, pidieron a los países donantes europeos que siguieran apoyando a las organizaciones palestinas e incluso que aumentaran sus donaciones.

Oren Ziv
Oren Ziv es fotoperiodista, miembro fundador del colectivo fotográfico Activestills y redactor de Local Call. Desde 2003, ha documentado una serie de cuestiones sociales y políticas en Israel y los territorios palestinos ocupados, haciendo hincapié en las comunidades activistas y sus luchas. Sus reportajes se han centrado en las protestas populares contra el muro y los asentamientos, la vivienda asequible y otras cuestiones socioeconómicas, las luchas contra el racismo y la discriminación, y la lucha por la liberación de los animales.

Yuval Abraham
Yuval Abraham es estudiante de fotografía y lingüística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TIEMPOS DE GUERRA: DIARIO DE UNA ABUELA ASTURIANA. Manuel G. Fonseca

  TIEMPOS DE GUERRA: DIARIO DE UNA ABUELA ASTURIANA   Hace unos dias un amigo me enseñó el suplemento del año 2003 de uno de los diarios d...