viernes, 29 de diciembre de 2023

Una visión profética de la justicia .Por el Reverendo Dr. Canon Naim Stifan Ateek


 Una visión profética de la justicia


al Presidente Joe Biden 
y publicado por Friends of Sabeel North America (FOSNA)

Estoy totalmente conmocionado y consternado al contemplar a los niños aplastados, rotos y quemados de Gaza y del sur de Israel, y al observar que el horrible número de muertos, principalmente mujeres y niños, aumenta cada vez más como resultado de una vengativa e implacable campaña de bombardeos emprendida contra la pequeña parcela de tierra conocida como la Franja de Gaza. Hogar de más de dos millones de palestinos, la mitad de ellos niños, la mayoría de los residentes de Gaza son refugiados o descendientes de refugiados, que anhelan respirar libres como todos los seres humanos. Las terribles atrocidades que estamos presenciando nunca pondrán fin a este conflicto de más de 75 años. Por el contrario, conducirán inevitablemente a un aumento de la violencia y a la pérdida de vidas inocentes.

Señor Presidente, el contexto importa. Hamás empezó la guerra actual. Pero Hamás no empezó la ocupación y el sometimiento del pueblo palestino. Tampoco fueron ellos quienes profanaron la santidad de la mezquita de Aqsa en Jerusalén, una gran provocación llevada a cabo por colonos extremistas israelíes.  El fracaso del gobierno israelí a la hora de detener a estos extremistas no empezó con Hamás. La vida miserable y debilitante de los habitantes de Gaza desde 2007 es el resultado del despiadado bloqueo de Israel, no de Hamás. Aunque me opongo moral y éticamente a la ideología y las acciones violentas de Hamás, como sacerdote anglicano/episcopal me dedico a la verdad. Como tal, el contexto importa.

Lo que se necesita ahora no es la matanza de más inocentes. Lo que necesitamos es compasión y misericordia por el otro, construidas sobre los cimientos de la justicia definida en el derecho internacional.

Presidente Biden, usted ha declarado que el resultado de este último y más violento conflicto debe desembocar en la aplicación de la solución de los dos Estados. ¡Que ese sea su mantra! La gente busca un liderazgo que ayude a transformar este eslogan, en gran medida vacío, en pasos concretos hacia la realización de una solución pacífica. Sin esas medidas prácticas, sus palabras no serán más que un ejercicio de hipocresía.

En nombre del fin del sufrimiento de los miles de hombres, mujeres y niños inocentes de la guerra entre Israel y Gaza, ofrezco una Visión arraigada en el espíritu de la resolución 242 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de 1967, basada en la fórmula de tierra por paz para los dos pueblos que deben vivir juntos en la tierra. Estados Unidos, los sucesivos gobiernos israelíes y la Autoridad Palestina han apoyado públicamente esta fórmula durante muchos años, y ahora ha llegado el momento de ponerla en práctica.

¿Qué implica esta visión?  ¿Cómo se va a poner en práctica?

Señor Presidente, imaginemos juntos el futuro y adoptemos medidas audaces y acciones concretas que transformen realmente nuestras palabras en una paz justa para todos.

Por tanto:  

Al día siguiente de que se declare un alto el fuego permanente, Estados Unidos tiene que presentar una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que reconozca a Palestina como Estado miembro dentro de las fronteras de 1967.  Después de 56 años, y a la luz de la guerra actual, la ocupación israelí debe llegar a su fin definitivo. Entonces, la ONU podrá asumir la responsabilidad temporal de la Franja de Gaza.

Liderados por el Reino Unido, Estados Unidos e Israel, estos países y otros deben pagar la reconstrucción de la Franja de Gaza. Desde que Gran Bretaña proclamó la Declaración Balfour en 1917, estos países han causado un inmenso dolor y sufrimiento a nuestro pueblo palestino. La justicia exige que sean declarados responsables y que rindan cuentas.

Los palestinos no tienen ninguna responsabilidad por los horrores del Holocausto. Pero ahora el pueblo palestino debe estar preparado para vivir en paz con sus vecinos judíos israelíes.  Ambos pueblos pueden ayudarse mutuamente a curar las heridas del Holocausto, el dolor y el sufrimiento de la Nakba y los horrores de la catástrofe actual.

Para ayudar a facilitar la reconstrucción de Gaza, sugiero humildemente que la ONU invite a los gobiernos y al pueblo de Sudáfrica e Irlanda, que no tienen ningún bagaje colonial en la región y serían aceptables para los palestinos, a hacerse cargo temporalmente de las responsabilidades de mantenimiento y establecimiento de la paz. Supervisarían, gestionarían y coordinarían con la ONU y los palestinos la reconstrucción de Gaza, con el objetivo de convertirla en un territorio libre, reconocido mundialmente y dotado de un puerto marítimo y un aeropuerto abiertos al mundo. Mientras tanto, garantizarían que no surgiera ninguna amenaza para la seguridad de Israel.

Tras un periodo no superior a seis meses desde el final de la guerra, las Naciones Unidas deben asumir las responsabilidades administrativas de Cisjordania. Bajo un mandato temporal de la ONU, las Fuerzas de Defensa de Israel deben retirarse por completo de los territorios ocupados mientras la Autoridad Palestina se hace a un lado.

Durante este periodo de estabilidad administrada por la ONU, deben prepararse elecciones para que palestinos e israelíes elijan a sus próximos dirigentes. Ambos deben preservar la dignidad de una persona, un voto bajo un régimen democrático y garantizar los derechos civiles y la protección de todas las comunidades minoritarias. Palestinos e israelíes deben demostrar, mediante la elección de dirigentes responsables, que están comprometidos con una resolución pacífica y no violenta del conflicto.  Los israelíes pueden confiar en que este proceso dará lugar a una seguridad a largo plazo, mientras que los palestinos disfrutarán de la libertad de construir su nuevo Estado soberano y democrático. El apoyo de la comunidad internacional debe estar condicionado a que cada gobierno electo acepte una solución pacífica de dos Estados. Esto se aplica tanto a los israelíes como al pueblo palestino.

A continuación, las negociaciones deben proseguir sin cesar, con los dirigentes israelíes y palestinos apoyados por las Naciones Unidas, Estados Unidos, Reino Unido, la UE y la Liga Árabe, hasta que se hayan establecido todas las fronteras de un Estado palestino soberano y se garantice la soberanía y la seguridad de ambos pueblos en Israel y Palestina.

Antes de que concluyan las negociaciones, deben adoptarse las siguientes medidas de fomento de la confianza para garantizar el establecimiento de un Estado palestino viable:

1- Urge construir una autopista elevada y un sistema ferroviario entre Gaza y Cisjordania, bajo el control de la ONU, para que el pueblo palestino pueda disfrutar de libertad sin trabas para ir y venir libre y directamente. Todo esto debe ser financiado por Israel, EEUU, Reino Unido y sus amigos;

2 - Israel debe empezar a construir infraestructuras adecuadas dentro de la línea verde para acomodar el regreso de los colonos que ahora viven en tierras palestinas ocupadas de Cisjordania. (Se puede hacer alguna provisión para aquellos judíos israelíes que quieran quedarse y convertirse en ciudadanos palestinos viviendo bajo el gobierno palestino);

3 - El derecho de retorno de los refugiados debe resolverse dentro de las directrices de la ONU y de acuerdo con el derecho internacional.  Los refugiados palestinos en el Líbano deben tener prioridad para regresar a Palestina, sustituyendo a los colonos israelíes en Cisjordania;

4 - Jerusalén debe convertirse en una ciudad compartida por Palestina e Israel y gobernada equitativamente por una comisión especial de la ONU que incluya a palestinos, israelíes y representantes de la ONU y de la comunidad internacional;

5 - Todos los lugares santos deben ser protegidos y su integridad asegurada, especialmente la Mezquita de Aqsa para los musulmanes, la Iglesia de la Resurrección (Santo Sepulcro) para los cristianos y el Muro Occidental para los judíos;

6 - Tras un número determinado de años y un periodo de prosperidad económica, educación para la paz y sanación, Palestina e Israel pueden decidir, si lo desean, unirse como un solo Estado, la solución de un solo Estado, o como una confederación/federación de Estados en la que Jerusalén se convertiría en la capital federal de los Estados.

Señor Presidente, le pedimos que nos guíe como alguien que abraza a quienes tienen visiones de justicia y paz. Que los ingenieros, los arquitectos, los abogados, los trabajadores sociales, los psicólogos, los políticos, los imanes, los rabinos y el clero cristiano empiecen a imaginar, a trabajar y a rezar por el cumplimiento de esta visión. Si no se dan pasos tan concretos, el lenguaje de los "dos Estados" se convertirá en poco más que una coartada hipócrita para mantener un statu quo que hace tiempo que ha demostrado ser insostenible.

Creo que el Dios único, amoroso, compasivo y misericordioso de las tres religiones abrahámicas sería alabado, venerado y honrado por una visión de la paz que puede llevarnos a todos a la reconciliación y el perdón.

Señor Presidente, esta visión incluye mi sincera creencia de que usted, como compañero cristiano, es capaz de empatizar tanto con mi atribulado pueblo palestino como lo ha hecho públicamente por el pueblo judío durante tantas décadas.

Fue nuestro querido Arzobispo Desmond Tutu, Patrono Internacional de Sabeel, quien dijo: "Somos prisioneros de la Esperanza". Y así, es con mucha esperanza y anticipación que se unirán a mí para ver esta visión convertirse en realidad, una que requiere acciones audaces y una pasión por la justicia, ¡y sólo la justicia!

Navidad 2023

Assis Naim Ateek es un sacerdote episcopal palestino que ha vivido décadas de desposesión de los palestinos de su tierra ancestral. Su reciente libro de memorias relata su vida desde que era un niño exiliado de su ciudad natal a los 11 años hasta su trabajo seminal sobre una teología de la liberación para su pueblo.

...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CARTA A LOS RESPONSABLES DEL METRO y AUTORIDADES DE TRANSPORTE COLECTIVO DE MADRID EXCLUYAN A CAF y SOLARIS DE LAS LICITACIONES

  CARTA A LOS RESPONSABLES DEL METRO y AUTORIDADES DE TRANSPORTE COLECTIVO DE MADRID EXCLUYAN A CAF y SOLARIS DE LAS LICITACIONES Sr. Jorge ...