viernes, 11 de junio de 2021

'Cómo bloqueamos el barco israelí' Los estibadores italianos hablan


'Cómo bloqueamos el barco israelí' 

Los estibadores italianos hablan

Por Gianni Del Panta

En los últimos años, los puertos italianos han visto el desarrollo de una larga serie de protestas y huelgas contra el 

paso y carga de barcos que transportan equipo militar. En Génova, el CALP 

Collettivo Autonomo Lavoratori Portuali - Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuarios ) ha luchado 

repetidamente contra los barcos saudíes cargados de armas y vehículos militares que posteriormente 

se utilizaban en la guerra de Yemen. Sin embargo, hace unas semanas se desarrolló en Livorno una protesta

 muy similar contra un barco que se dirigía al puerto de Ashdod en Israel, el Asiatic Island.. 

Middle East Solidarity habló con uno de los estibadores involucrados.

¿Qué sucedió cuando escuchó que el barco se dirigía a Livorno?

La asociación Weapon Watch, que vigila el tráfico de armas en los puertos europeos y mediterráneos, informó 

a algunos miembros del CALP que el barco Asiatic Island. legaba a Livorno. Éste ya había hecho escala en

 Génova, donde cargó equipo militar como municiones y explosivos durante la noche y en secreto. El CALP 

se puso inmediatamente en contacto con nosotros para difundir la noticia. Inmediatamente, descubrimos que 

la última parada del  Asiatic Island fue el puerto de Ashdod, en Israel. Esto dejó en claro que el material de guerra 

se habría utilizado en la guerra de agresión que el estado israelí estaba llevando a cabo contra los palestinos.

Y te negaste a ser parte de tales atrocidades. ¿Está bien?

Exactamente. Inmediatamente comenzamos a buscar la terminal en la que atracaría el barco. Una vez que 

descubrimos que era la terminal Darsena Toscana (puerto de la Toscana), llegamos a algunos de los compañeros

 que trabajan allí y están más politizados. En caso de que el Asiatic Island hubiera cargado equipo militar, muchos

 trabajadores declararon que se habrían declarado en huelga. Hubo muchos rumores al respecto, y recibimos varios

 informes sobre la presencia de decenas de vehículos militares en una terminal muy cercana a aquella en la que 

estaba atracado el barco. Finalmente, incluso gracias a nuestra movilización, el barco no cargó ningún equipo

 militar y abandonó rápidamente el puerto de Livorno.

¿Las protestas y huelgas anteriores en el puerto de Génova jugaron algún papel en la inspiración de su

 movilización?

Los estibadores de Génova y, sobre todo, el CALP fueron los primeros en cuestionar seriamente el paso y la carga

 de buques con equipo militar en los puertos italianos. Al hacerlo, fueron un punto de referencia y una fuente de

 inspiración para nosotros. Es más, han arrojado luz sobre algo que es muy relevante para todos los estibadores.

 Existen dos motivos principales para esto. Por un lado, existe una cuestión moral clara y fácil de describir: no 

queremos ser parte de Estados que atacan a civiles o libran guerras. Por otro lado, cargar equipo militar y trabajar

 en o cerca de barcos que transportan explosivos es particularmente arriesgado para nosotros. Este problema es 

muy relevante para un puerto como Livorno, que tradicionalmente ha visto el paso de equipo militar, que a menudo

 se dirige a la cercana base militar estadounidense de Camp Darby.

El 8 de mayo se celebró en Génova una reunión entre trabajadores de varios puertos italianos. ¿Quiénes 

asistieron a la reunión y cuáles son las principales razones de este tipo de iniciativa?

Además de los compañeros de Génova que acogieron la reunión, también hubo estibadores de Livorno, Trieste y 

Civitavecchia. Realmente esperamos incluir en un futuro próximo a trabajadores de importantes puertos del Sur 

como Napoli y Taranto. Nuestro objetivo es lograr una forma permanente de colaboración entre los puertos italianos

 más radicales. Iniciativas como la de Génova ayudan a ir en esta dirección y permiten agrupar a trabajadores 

procedentes de diferentes ciudades costeras. Nos muestra, además, que no estamos solos en nuestras luchas.

Este artículo se publicó en el número 16 de la revista Middle East. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

‎A pesar de la decisión israelí de cerrar su sede los comités de trabajo de salud , reabre sus puertas ‎

  HWC abre la sede cerrada por Israel Había muchas gente y apoyo. En muchas páginas en árabe ha salido la noticia, con gran repercusión Prev...