martes, 8 de junio de 2021

MPPM denuncia el contrato de Carris con una empresa que se beneficia de la ocupación israelí de Palestin



 MPPM denuncia el contrato de Carris con una empresa que se beneficia de la ocupación israelí de Palestina

El Movimento pelos Direitos do Povo Palestino e pela Paz no Médio Oriente (MPPM), organización 
portuguesa, denuncia la adquisición por parte de Carris de quince tranvías articulados de la 
multinacional CAF, que participa en la construcción y explotación del metro ligero de Jerusalén,
 un instrumento de consolidación del dominio colonial de Israel en la ciudad.

Recientemente se ha anunciado la firma de un contrato entre Carris, empresa participada al 100% 
por el Ayuntamiento de Lisboa, y CAF, Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, S.A., multinacional 
con sede en el País Vasco español, para el suministro de quince tranvías articulados a partir de 2023.

CAF está asociada con la empresa israelí Shapir en el consorcio TransJerusalem J-Net, que ya contaba
 con un contrato para la ampliación de la red de trenes ligeros de Jerusalén (JLR) y que ahora se ha 
adjudicado la concesión de 15 años para toda la explotación y ampliación de la red JLR. Shapir figura 
en la base de datos de las Naciones Unidas de empresas implicadas en negocios ilegales de 
asentamientos israelíes.

Desde que ocupó Jerusalén Este en 1967, Israel ha ido ampliando los límites municipales, cuya 
superficie se ha multiplicado por cuarenta, e intensificando la construcción de asentamientos y la 
expulsión de la población palestina.

El Cuarto Convenio de Ginebra prohíbe a la potencia ocupante alterar de forma permanente la 
demografía o la infraestructura del territorio ocupado. La expulsión de la población palestina, la
 instalación de colonos israelíes y la destrucción de propiedades palestinas son crímenes según el 
derecho internacional humanitario.

El metro ligero consolida el proyecto colonial de Israel, conectando Jerusalén Occidental con los 
asentamientos ilegales construidos en territorio palestino ocupado, fuera de los límites de la línea
 verde del armisticio de 1949, como Ramat Shomo y Ramot en el norte, Pisgat Zeev y Neve Ya'akov 
en el noreste, Givat Ha-Matos y Gilo en el sur, y también el complejo del Monte Scopus en el este.

Para ampliar la red, se llevarán a cabo expropiaciones y demoliciones en zonas de viviendas palestinas, 
especialmente en Sheikh Jarrah, el barrio que recientemente movilizó la solidaridad internacional 
indignada por la arbitraria y brutal intervención israelí.

En su 43ª sesión, celebrada entre el 24 de febrero y el 23 de marzo de 2020, el Consejo de Derechos 
Humanos de la ONU expresó "su grave preocupación" y pidió "el cese de la operación por parte de
 Israel de un tranvía que conecta los asentamientos con Jerusalén Occidental, lo que constituye una 
clara violación del derecho internacional y de las resoluciones pertinentes de la ONU".

El MPPM considera que las empresas portuguesas deben abstenerse de hacer negocios con empresas
 que, por su participación en la actividad económica en los territorios palestinos ocupados por Israel
 en 1967, están comprometidas con la actividad criminal de este Estado.

El MPPM lamenta que Israel siga beneficiándose de un trato de favor por parte de los organismos 
nacionales y europeos que no tiene en cuenta su historial de opresión del pueblo palestino y la
 reiterada violación del derecho internacional. Por lo tanto, pide

- El Gobierno de Portugal reconoce al Estado de Palestina en sus fronteras anteriores a 1967 y con 
Jerusalén Este como capital, extrayendo de ello todas las consecuencias a nivel diplomático;

- Al Gobierno de Portugal que, en sus relaciones con el Estado de Israel, cumpla plenamente con 
las obligaciones que le imponen la Constitución de la República y los tratados y convenios
 internacionales de los que es parte(*), concretamente condenando la política -reiteradamente 
considerada ilegal- de construcción y ampliación de asentamientos;

- A la Asamblea de la República que legisle para prohibir que entidades individuales o colectivas 
portuguesas se beneficien o establezcan contratos con quienes se benefician de la explotación 
económica de los territorios palestinos ocupados por Israel en 1967;

- La Unión Europea aplique su proclamada política de respeto de los derechos humanos en las
 relaciones comerciales, teniendo en cuenta los numerosos informes de las Naciones Unidas y de
 las organizaciones internacionales que documentan la reiterada violación de los derechos humanos 
de los palestinos por parte de Israel.

03 de junio de 2021

La Dirección Nacional del MPPM

(*) A saber:

Convención de La Haya - 1907 (ratificada: 1911)
IV Convenio de Ginebra (ratificado: 1961)
Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio 
Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial 
Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes 
(firmada: 4 feb 1985; ratificada: 9 feb 1989)
Convención sobre los Derechos del Niño (firmada: 26 de enero de 1990; ratificada: 21 de septiembre 
de 1990)
Convención sobre el Estatuto de los Refugiados 

Portugal no se ha adherido al Convenio Internacional para la Represión y el Castigo del Delito de
 Apartheid

Viernes, 4 de junio, 2021 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

‎A pesar de la decisión israelí de cerrar su sede los comités de trabajo de salud , reabre sus puertas ‎

  HWC abre la sede cerrada por Israel Había muchas gente y apoyo. En muchas páginas en árabe ha salido la noticia, con gran repercusión Prev...