miércoles, 6 de julio de 2022

Consagrando el robo: El nuevo primer ministro de Israel se mudará a casa palestina anterior a la Nakba cuyo propietario fue expulsado


 

Consagrando el robo: El nuevo primer ministro de Israel se mudará a casa palestina 

anterior a la Nakba cuyo propietario fue expulsado

Resumen Latinoamericano, 02 de julio de 2022

Yair Lapid ocupará Villa Hanna Salameh, construida en la década de 1930 por un empresario palestino que fue expulsado al Líbano. Los palestinos fueron expulsados de sus hogares, sus viviendas, tierras y bienes fueron robados, donde hoy colonos extranjeros acarreados de todos los rincones de la tierra ocupan estas propiedades e incluso utilizan los mismos muebles de los palestinos.

El nuevo primer ministro de Israel se mudará a una casa palestina en Jerusalén cuyos dueños fueron expulsados durante la Nakba palestina de 1948.

Yair Lapid, quien asumió el cargo de primer ministro en calidad de interino el jueves, se mudará temporalmente a Villa Hanna Salameh mientras se llevan a cabo los trabajos de construcción en la residencia oficial del primer ministro en Jerusalén, ubicada en la misma calle Balfour.

La casa fue construida en la década de 1930 por Hanna Salameh, un empresario palestino que fue expulsado durante la Nakba, o «la catástrofe», el nombre que los palestinos dan a las masacres y expulsiones forzadas que sufrieron a manos de las milicias sionistas en 1948.

La casa fue incautada por el gobierno israelí bajo la Ley de Propiedad de los Ausentes, que otorga al estado el poder de confiscar e incautar propiedades y activos palestinos que se vieron obligados a abandonar en 1948.

Dos primeros ministros israelíes anteriores, David Ben-Gurion y Levi Eshkol, se negaron a vivir en propiedades palestinas incautadas en virtud de la ley de ausencias, lo que convierte la decisión de Lapid en una anomalía en la política israelí.

La casa, todavía marcada como «Villa Salameh» en su entrada, fue utilizada anteriormente por infantes de marina israelíes y luego albergó la embajada de Guatemala en Israel.

Jihad Abu Raya, investigador y abogado de Nakba con sede en Haifa, dijo que la decisión de Lapid es otro recordatorio de los crímenes de Israel contra los palestinos.

«Después de expulsar a los palestinos y cometer masacres en sus pueblos y ciudades, los israelíes pasaron a apoderarse de sus casas, fábricas, santuarios, cementerios, mezquitas, etc.», dijo Abu Raya.

Ley israelí de ausencias

La Ley de Propiedad de los Ausentes se promulgó en 1950 para ayudar al recién fundado Estado de Israel a encontrar el marco legal para tratar con extensiones de tierra y miles de propiedades en más de 500 pueblos donde habían vivido palestinos.

Durante la guerra de la Nakba, conocida como la guerra de independencia de Israel, el 80 por ciento de la población palestina fue expulsada a la fuerza para dar paso al estado de Israel.

Las bandas sionistas mataron indiscriminadamente a civiles desarmados y enterraron a algunos en fosas comunes durante la campaña militar.

Las incursiones, que comenzaron a fines de 1947, continuaron mucho después de que Israel anunciara su independencia el 15 de mayo de 1948.

La campaña israelí dejó un saldo estimado de 15.000 palestinos muertos y como resultado unos 750.000 fueron desplazados.

La ley de ausencias permitió al gobierno israelí confiscar también los bienes de los palestinos, incluidos dinero en efectivo, acciones, muebles, libros, empresas, bancos y otros bienes muebles.

Estas tierras y propiedades se encuentran en el Israel moderno. Sus dueños originales son principalmente refugiados, pero algunos son desplazados internos y ahora viven en Israel.

Barrio Talbiya

La villa de Salameh se encontraba entre las propiedades asumidas en virtud de la Ley de propiedad de los ausentes. 

Ubicada en el barrio de Talbiya, la casa fue diseñada por el arquitecto judío Zoltan Harmat y construida en 1932. La propietaria Hanna Salameh se vio obligada a mudarse al Líbano en 1948 y nunca se le permitió regresar.

Constantine, un destacado empresario palestino que murió en Beirut en 1990 a la edad de 103 años, arrendó la casa al consulado belga en Jerusalén, que se negó durante décadas a pagar el alquiler al Estado de Israel, insistiendo en que Constantine era el propietario legítimo, según a Abu Raya.

En el mismo barrio, otra casa propiedad de hanna bisharat fue el centro de la controversia en el pasado.

La casa de Bisharat, anteriormente conocida como villa Harun ar-Rashid, fue ocupada por la cuarta primera ministra del país, Golda Meir, cuando se desempeñó como ministra de Relaciones Exteriores entre 1956 y 1966.

Fuente: Palestina Libre



Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TIEMPOS DE GUERRA: DIARIO DE UNA ABUELA ASTURIANA. Manuel G. Fonseca

  TIEMPOS DE GUERRA: DIARIO DE UNA ABUELA ASTURIANA   Hace unos dias un amigo me enseñó el suplemento del año 2003 de uno de los diarios d...