lunes, 25 de julio de 2022

Disputa entre Ben & Jerry's y Unilever y la complicidad con la ocupación y el apartheid de las multinacionales . Santiago González Vallejo. CSCA


 Disputa entre Ben & Jerry's y Unilever y la complicidad con la ocupación y el apartheid de las multinacionales


Santiago González Vallejo. CSCA

En julio de 2021, los dueños y fundadores estadounidenses de la marca de productos de helados Ben & Jerry's, los estadounidenses Bennett Cohen y Jerry Greenfieldque se declaran judíosacordaron (1) que sus helados dejasen de venderse en Jerusalén Este y los asentamientos ilegales israelíes en los Territorios Ocupados Palestinos. Para ello, dieron órdenes para que su franquiciado israelí, American Quality Products Ltd. (AQP), dejase de hacerlo o perdería la franquicia cuyo vencimiento programado finaliza el 31 de diciembre de 2022. La relación de Ben & Jerry's y AQP tiene cerca de 30 años de existencia.

Hay que señalar que la empresa anglo holandesa Unilever plc es la dueña de los activos, la que gestiona los derechos, patentes, relaciones con franquicias y produce los helados Ben & Jerry's a nivel mundial, pero no el uso de la marca Ben & Jerry's asociada a una misión social de la que es rectora una Junta independiente formada, entre otros, por los fundadores de la empresa.

Bennett Cohen, Jerry Greenfield

La Junta independiente de Ben & Jerry's, que rige la imagen de esta marca, después de una campaña de varios años de activistas locales (2), consideró que era "incompatible con nuestros valores" de justicia, que su marca y productos, participasen aún en forma de consumo, en normalizar la ocupación ilegal israelí en los Territorios Palestinos. 

La decisión de la Junta de Ben & Jerry's tuvo una gran repercusión mediática en muchos países que hicieron analogías con el boicot al apartheid en Sudáfrica, sobre todo en el mundo anglosajón y estadounidense en particular. Además de, lógicamente, en Israel y en los asentamientos.

La Junta independiente Ben & Jerry's mantuvo su postura a pesar de las descalificaciones que recibieron, reiterando que su decisión era la más coherente con los valores que dieron sentido a la fundación de la empresa.

Las repercusiones fueron múltiples y en varios frentes. Así, primero, la empresa israelí se negó a dejar de vender en las colonias israelíes. El gobierno israelí, como es tradicional, acusó de antisemitismo a los opositores de la ocupación y del apartheid. De hecho, el entonces ministro de Asuntos Exteriores (ahora primer ministro), Yair Lapid, calificó la decisión de Ben & Jerry's de "vergonzosa capitulación ante el antisemitismo" y dijo que abordaría la cuestión con los más de 30 Estados (de Estados Unidos) que tienen legislación contra el movimiento BDS. Esa opinión fue asumida por el lobby pro sionista en Estados Unidos que ha apoyado e intenta reforzar leyes anti boicot en diferentes Estados, estableciendo que empresas que quieran concursar en esos Estados declaren que no hacen o harán boicot a Israel (¡¡y a las colonias!!). 

Además, en base a esas leyes e interpretaciones AQP contrató al Center for Human Rights Under Law para en marzo de 2022 interponer una demanda ante el Tribunal federal (3) contra Unilever en Estados Unidos por participar en lo que los grupos sionistas entienden de boicot a Israel (asimilando que incluye a los asentamientos). Por otra parte, por lo menos seis Estados de Estados Unidos desinvirtieron en activos de Unilever como protesta de la amenaza de rescisión de la franquicia israelí que quería seguir manteniendo la venta de helados en los asentamientos de los Territorios Ocupados Palestinos (4).

Últimas novedades 
Unilever ante esa demanda y presiones ha intentado primero, revertir la decisión de la Junta de Ben & Jerry's. Al no conseguirlo, ha querido ceder los helados Ben & Jerry's al franquiciado israelí, con la condición que titule los envases de helados con etiquetas hebreas o árabes, pero no en inglés. Una forma cobarde de querer que no continúe la presión pro israelí y un gesto de camuflaje cara a los copropietarios de la marca patentada, Ben & Jerry's, obviando la cuestión de los asentamientos.

El miércoles, 29 de junio, Unilever anunció (5) que había vendido su negocio israelí a Avi Zinger, el propietario de AQP, actual licenciatario de Ben & Jerry's para Israel. Liberándole de pago de derechos, según un portavoz de Unilever.

Unilever dijo que había decidido hacer el trato con AQP después de “amplias consultas durante varios meses, incluso con el gobierno israelí” y que no apoyaba el movimiento de boicot, desinversión y sanciones, BDS, contra Israel. No mencionó nada de la ocupación de Palestina y de la colonización de la economía palestina.

La medida de Unilever fue criticada por uno de sus accionistas, KLP, que es el fondo de pensiones más grande de Noruega. KLP es el mismo fondo de los funcionarios noruegos que se retiró como accionista de Shapir (6) y otras empresas que actúan y se lucran con la ocupación israelí de los Territorios Ocupados Palestinos.

Kiran Aziz, director de inversiones responsables de KLP, dijo: "Lamentablemente, Unilever ha cedido ante la presión y está anteponiendo las ganancias a los derechos humanos en marcado contraste con Ben and Jerry's, que adoptó una postura de principios contra la ocupación ilegal y brutal del gobierno israelí".  Añadió que los inversionistas globales deberían “elogiar y recompensar a las empresas progresistas como Ben and Jerry's” por tomar en serio las violaciones de los derechos humanos. “La situación de los abusos contra los derechos humanos está empeorando aún más en toda la Cisjordania ocupada”, agregó.

Ante ese anuncio de venta, la Junta independiente de Ben & Jerry's ha reaccionado y en los primeros días del mes de julio ha demandado a Unilever plc, para bloquear la venta de su negocio israelí a AQP, alegando que vender sus helados en la Cisjordania ocupada era incompatible con sus valores.  

La demanda presentada por la Junta de Ben & Jerry's en el tribunal de distrito de Estados Unidos en Manhattan dice que la venta de Unilever amenaza con socavar la integridad de la marca Ben & Jerry's, de la que la Junta de Ben & Jerry's es copropietaria y mantiene su independencia para protegerla cuando Unilever adquirió la compañía en el año 2000. 

La Junta de Ben & Jerry's dijo que su directorio votó 5-2 a favor de demandar, con la disidencia de los dos designados por Unilever.

La Junta dice que la demanda judicial contra la transferencia del negocio y las marcas comerciales realizadas a Avi Zinger, que dirige American Quality Products Ltd, era esencial para "proteger la marca y la integridad social que Ben & Jerry's ha estado construyendo durante décadas".

Unilever, en un comunicado, dijo que no discute los litigios pendientes, pero que tenía derecho a vender el negocio en disputa y que la transacción ya se había cerrado. "Es un trato hecho", dijo la abogada de Zinger, Alyza Lewin, en un comunicado por separado. La venta resolvió la propia demanda de Zinger en marzo contra Ben & Jerry's/Unilever por negarse a renovar su licencia.

El gobierno israelí se vanagloria de este acuerdo, como una victoria sobre el movimiento del BDS. El propietario de AQP dijo que Se seguirá vendiendo helado en todo Israel, incluidas Judea y Samaria, sin restricciones ni discriminación”, usando la denominación israelí de Cisjordania y de los Territorios Ocupados Palestinos, sin ningún tipo de disimulo de su apoyo a la ocupación.

En resumen, los valores de la justicia y la ética son costosos de mantener ante los intereses de la fuerza y sus aliados ideológicos y económicos. Pero el planteamiento de inversores como KLP, la Junta de Ben & Jerry's y tantos otros permiten señalar que la justicia tiene valedores. Por último, se demuestra como las multinacionales, como en Sudáfrica, valoran más sus beneficios a corto plazo, siendo cómplices de la ocupación y el apartheid.



(6) Shapir es la empresa socia de la empresa ferroviaria CAF que está construyendo líneas de tranvía entre Jerusalén Occidental y Jerusalén Este y las colonias ilegales próximas todo en Territorio Ocupado Palestino. https://causaarabeblog.blogspot.com/2021/07/decision-de-klp-y-klp-found-de-excluir.html


Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TIEMPOS DE GUERRA: DIARIO DE UNA ABUELA ASTURIANA. Manuel G. Fonseca

  TIEMPOS DE GUERRA: DIARIO DE UNA ABUELA ASTURIANA   Hace unos dias un amigo me enseñó el suplemento del año 2003 de uno de los diarios d...