viernes, 30 de septiembre de 2022

Las organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil exigen que se revise la decisión de renovar el Consejo de Asociación UE-Israel que dará luz verde a las violaciones israelíes

 Las organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil exigen que se revise la decisión de renovar el Consejo de Asociación UE-Israel que dará luz verde a las violaciones israelíes


Estimado Sr. Josep Borrell, Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE,

Estimados ministros europeos de Asuntos Exteriores,

Las organizaciones de la sociedad civil palestina y europea abajo firmantes les dirigen esta carta para expresarles nuestra profunda preocupación por la decisión de renovar el Consejo de Asociación UE-Israel (en adelante, "Consejo de Asociación"), que pretende reanudar el diálogo formal y reforzar la cooperación con Israel e incorporar los muy problemáticos "Acuerdos de Abraham".

La Presidenta de la Comisión de la UE, Von Der Leyen, en su última visita a la región, declaró sobre Israel "Nuestra cultura y valores compartidos han creado una profunda conexión entre Europa e Israel... el vínculo más fuerte que compartimos es nuestra creencia en la democracia y en los valores democráticos". El doble rasero aplicado por los europeos hacia los pueblos que se enfrentan a la ocupación militar, la anexión y los crímenes de guerra es evidente e insoportable para los palestinos. Hoy más que nunca, los principios fundadores y los valores de libertad y justicia que han dado forma al orden internacional y que ha adoptado la Unión Europea deben aplicarse y mantenerse en todas partes.  
En lugar de ello, el Consejo de Asociación normalizará aún más las prácticas autoritarias y opresivas en lugar de los valores democráticos y los derechos humanos, y omitirá las violaciones arraigadas del derecho internacional que se están cometiendo contra el pueblo palestino.

Está previsto que el Consejo de Asociación vuelva a reunirse en un momento en el que Israel ha intensificado sus ataques contra el pueblo palestino, incluidos los ciudadanos europeos. Ya son 94 los palestinos asesinados por el ejército israelí en la Cisjordania ocupada desde principios de año, sin que nadie rinda cuentas. En los últimos meses, el ejército israelí ha invadido repetidamente campos de refugiados palestinos y ciudades como Yenín y Nablus en la Cisjordania ocupada, matando a más de 27 palestinos sólo en Yenín. Estas incursiones ilegales han provocado el asesinato selectivo de la periodista Shireen Abu Akleh en mayo de 2022, cuya familia sigue pidiendo justicia y responsabilidades.

El 4 de mayo, el Tribunal Superior de Justicia de Israel dio luz verde a las órdenes de expulsión masiva de más de 1.300 palestinos en ocho comunidades de Masafer Yatta, en el sur de la Cisjordania ocupada, y ya han empezado a producirse demoliciones, lo que allana el camino para un mayor robo de tierras y la anexión israelí. Estas órdenes suponen la mayor operación de expulsión llevada a cabo por Israel desde 1967. Desde entonces, la UE y sus Estados miembros han reiterado con regularidad la ilegalidad tanto de las operaciones de expulsión como de la empresa de asentamientos israelí construida en tierras palestinas robadas, pero en la práctica no cumple con sus propias obligaciones en virtud del derecho internacional.

Además, la UE es el mayor socio comercial de Israel, y al permitir que las empresas, gobiernos e instituciones financieras europeas sigan comerciando con la empresa de asentamientos ilegales israelí, la UE no sólo mantiene, sino que envalentona la propia existencia de estos crímenes de guerra, financiando aún más el robo israelí de tierras y recursos naturales palestinos.

Israel también ha intensificado significativamente su ataque a las organizaciones de la sociedad civil palestina, cuando el 18 de agosto sus militares invadieron la ciudad de Ramallah, allanaron, saquearon y cerraron por la fuerza las oficinas de siete organizaciones de la sociedad civil palestina y ha criminalizado y declarado ilegales a seis de ellas en octubre de 2021. Esta medida se produce tras décadas de esfuerzos concertados para desacreditar, desfinanciar y silenciar su crucial labor de denuncia de los crímenes israelíes y de presión para la rendición de cuentas. Aunque nueve Estados miembros de la UE han rechazado la criminalización en una declaración conjunta y se han comprometido a seguir financiando y trabajando con la sociedad civil palestina, la UE no ha protegido de forma significativa a las organizaciones y a su personal. La ciudadana española Juana Ruiz Rishmawi fue detenida arbitrariamente durante 10 meses, simplemente por trabajar para una de las organizaciones de la sociedad civil palestina bajo los ataques israelíes y Salah Hammouri, abogado franco-palestino que trabaja con Addameer, sigue detenido arbitrariamente.

En junio de 2022, la Franja de Gaza cumplió 15 años de estar bajo un asfixiante bloqueo y cierre aéreo, marítimo y terrestre. Entre el 5 y el 7 de agosto de 2022, Israel emprendió una ofensiva militar no provocada contra Gaza, llevando a cabo una serie de intensos ataques aéreos sobre zonas densamente pobladas y atacando deliberadamente a civiles y sus hogares. Durante la ofensiva de tres días, murieron 49 palestinos, entre ellos cuatro mujeres y 17 niños, y otros 360 resultaron heridos, entre ellos 151 niños y 58 mujeres.

La UE también ha firmado un nuevo acuerdo de gas con Israel y Egipto como parte de las políticas que pretenden racionalizar los muy problemáticos "Acuerdos de Abraham" en el enfoque de la UE con su vecindario e integrar a Israel en la estrategia de suministro energético de la UE. Israel ha estado impidiendo sistemáticamente el acceso de los palestinos al gas de la costa de Gaza, mientras mantiene el bloqueo y promueve sus propias exportaciones de gas. El nuevo acuerdo sobre el gas forma parte de los nuevos proyectos de la política de vecindad del sur de la UE que pretenden racionalizar los "Acuerdos de Abraham", sirviendo a los intereses autoritarios y socavando aún más el derecho de los pueblos a la autodeterminación.

Esta es la realidad de la que están desconectadas las decisiones de la UE. Profundizar en el diálogo entre la UE e Israel, por muy franco que sea el deseo de algunos Estados miembros de la UE, en lugar de hacer que este último rinda cuentas mediante acciones significativas, sigue tratando a Israel como un actor de buena fe en contraposición a un "ocupante de mala fe", como describió acertadamente el antiguo Relator Especial de la ONU Michael Lynk.

En lugar de permitir que Israel afiance su empresa colonial y su régimen de apartheid, recompensándolo con más cooperación económica y comercio de equipos y tecnologías militares perjudiciales, la UE y sus Estados miembros tienen la obligación, y el interés, de hacer que Israel rinda cuentas y poner fin a la impunidad.

Por lo tanto, instamos a la UE a que revise su decisión de reactivar la reunión del Consejo de Asociación, a que detenga el acuerdo de gas recientemente firmado y a que revise sus programas de cooperación bilateral, para que Israel rinda cuentas por sus persistentes crímenes y violaciones de los derechos humanos cometidos contra el pueblo palestino.

Firmantes palestinos:

Addameer Prisoner Support and Human Rights Association

Al-Haq 

The Palestine Institute for Public Diplomacy 

The Palestinian Initiative for the Promotion of Global Dialogue and Democracy - MIFTAH

The Freedom Theatre

Applied Research Institute - Jerusalem (ARIJ)

Burj alluqluq Social Center Society

The Jerusalem Human Rights Consortium

Treatment and Rehabilitation Center for Victims of Torture 

Al Mezan Center for Human Rights

General Federation of Palestinian Workers

PNGO

Center for Defense of Liberties & Civil Rights "HURRYYAT"

QADER for Community Development

Stop the Wall Campaign   

Union of Agricultural Work committees UAWC

Bisan Center for Research and Development  

Women’s Centre for Legal Aid and Counseling


Firmantes Europeos: 

The Rights Forum

Ireland-Palestine Solidarity Campaign

European Trade Union Network for Justice in Palestine
European Legal Support Center (ELSC)
European Coordination of Committees and Associations for Palestine - ECCP
Association Belgo-Palestinienne WB
Association des Universitaires pour le Respect du Droit International en Palestine (AURDIP)
Comité pour une Paix Juste au Proche-Orient, Luxembourg 
Palestina Solidariteit vzw
Mezinárodní hnutí solidarity ISM  
BDS Norway
BDS France
NOVACT International Institute for Nonviolent Action
Rete Romana di Solidarietà con il popolo Palestinese
Jüdische Stimme für gerechten Frieden in Nahost
Gibanje za pravice Palestincev  
Trócaire
Platform of French NGOs for Palestine  
British Committee for the Universities of Palestine (BRICUP)
Union syndicale Solidaires
BDS Austria 
Palestinian Campaign for the Academic & Cultural Boycott of Israel (PACBI)
BDS País valencià
Flemish Socialist Movement (V-SB)
Nederlands Palestina Komitee
Paz con Dignidad  
The Palestine Solidarity Association in Sweden (PGS)
SADAKA 
Associazione Amici della Mezzaluna Rossa Palestinese  
Polish Palestine Solidarity Campaign
Viva Salud  
Association France Palestine Solidarité (AFPS)
Iniciatíva za spravodlivý mier na Blízkom východe, ISM BV (Slovak Initiative for a Just Peace in the Middle East) 
Rete Romana di Solidarietà con il popolo Palestinese 
Gibanje za pravice Palestincev 
AKULBI
BDS Greece 
BDS Italia 
Coordinamento Campagna BDS Bologna 
BDS Roma       
Law for Palestine

Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PREGUNTA PARLAMENTARIA DE UNIDAS PODEMOS

 PREGUNTA PARLAMENTARIA DE UNIDAS PODEMOS SOBRE QUÉ SANCIONES SE HAN IMPUESTO A LAS EMPRESAS QUE ACTÚAN EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS PALESTIN...