lunes, 23 de mayo de 2022

El primer ministro palestino pide a la empresa CAF que no suministre tranvías para no fortalecer la ocupación israelí


 Instalaciones de CAF-Shapir en French Hill, al norte de Jerusalén, en Territorio Ocupado 

El primer ministro palestino pide a la empresa CAF que no suministre tranvías para no fortalecer la ocupación israelí 

Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, 23 de mayo de 2022 

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, ha pedido el pasado 16 de mayo que la empresa española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, CAF, deje de entregar a las autoridades israelíes 57 trenes que servirán para unir Jerusalén Oeste con los asentamientos de Jerusalén Este y Cisjordania, por considerar estas acciones una "violación" del derecho internacional y la legitimidad internacional. 

Estas declaraciones las ha hecho en el transcurso de su reunión semanal de gabinete en Ramallah. En ella, ha manifestado que la impunidad de Israel es el principal motivo de sus "crímenes de asesinato, asentamiento y desplazamiento, y es hora de que esta doble política se detenga y brinde protección a los palestinos contra la opresión y el racismo de la ocupación". 

Por otro lado, el primer ministro palestino llamó a la administración estadounidense y a los países europeos a intervenir de manera urgente para detener la implementación de los nuevos planes de asentamientos que Israel pretende implementar en Cisjordania, por considerarlos que socavan la solución de dos estados y una amenaza para la paz y la estabilidad en la región. Calificó la decisión de las autoridades de ocupación de expulsar a los residentes de las comunidades palestinas en Masafer "Yatta" al sur de Hebrón en Cisjordania como "injusta e ilegal". 

El jueves pasado, las autoridades de ocupación de Israel aprobaron la construcción de 4.320 nuevas unidades de viviendas para israelíes en asentamientos en Cisjordania. Eso supondría el desplazamiento y pérdida de sus hogares de unos 1200 palestinos. 

Es en ese contexto que Shtayyeh pidió a la empresa española CAF que deje de entregar a las autoridades israelíes 57 trenes que unirán colonias ilegales en la Cisjordania ocupada con Jerusalén, por considerar estas acciones una "violación" del derecho internacional y la legitimidad internacional.  

Desde la ocupación de Cisjordania en 1967, los sucesivos gobiernos israelíes, de todos los espectros, han implementado una amplia política de asentamientos, a la que se opone el derecho internacional. Más de 600.000 colonos israelíes viven en Cisjordania y Jerusalén Este. 

CAF participa junto con Shapir en la ampliación, mantenimiento y gestión de dos líneas de tren ligero entre la ciudad ocupada de Jerusalén y las colonias próximas, facilitando la movilidad de la población de la potencia ocupante a Territorio Ocupado. Además, está licitando en un concurso de las autoridades de ocupación para la construcción y aprovisionamiento de tranvías en una tercera línea que también conectará Jerusalén con otras colonias, a pesar de que sus actividades están en contra de los Convenios de Ginebra y de la representación palestina. 

31 organizaciones de derechos humanos y de solidaridad, entre ellas el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe o Amnistía Internacional, han pedido formalmente al Consejo de Derechos humanos de las Naciones Unidas que incorporen a la empresa CAF (su socio Shapir, su cliente Egged y su proveedor Banco Hapoalim ya lo están) a la Base de Datos de empresas que se lucran y participan en la ocupación de Palestina. CAF, por su parte, intenta lavar su imagen accediendo a sellos de sostenibilidad de dudosa actividad comprobatoria. 



Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Asamblea General de CAF: ¿Respetará la empresa los derechos humanos?

  Asamblea General de CAF: ¿Respetará la empresa los derechos humanos? Por Richard Weyndling y Santiago González Vallejo de la campaña &qu...