lunes, 23 de enero de 2023

Reverendo Dr. Martin Luther King Jr. por Jonathan Kuttab


 Reverendo Dr. Martin Luther King Jr.

por Jonathan Kuttab

En todo el planeta los hombres se rebelan contra los viejos sistemas de explotación y opresión, y de las heridas de un mundo frágil nacen nuevos sistemas de justicia e igualdad. . . Nosotros, en Occidente, debemos apoyar estas revoluciones.

MLK "Time to Break the Silence" - Discurso en la Iglesia de Riverside 4 de abril de 1967

No dejen que nadie les haga creer que Dios eligió a Estados Unidos como su divina fuerza mesiánica para ser una especie de policía del mundo entero. Dios tiene una forma de presentarse ante las naciones con juicio y parece que puedo oír a Dios diciendo a América, eres demasiado arrogante si no cambias tu forma de ser, me levantaré y romperé la espina dorsal de tu poder... y lo pondré en manos de una nación que ni siquiera conoce mi nombre - - estate quieto y sabe que yo soy Dios.

MLK "Por qué me opongo a la guerra de Vietnam" 30 de abril de 1967 en Ebenezer Baptist

Este lunes, Estados Unidos celebró el día de Martin Luther King, Jr. Es un día festivo oficial en el que Estados Unidos honra, como debe ser, a este gran hombre y su lucha.

Aunque los estadounidenses adoran el discurso de King "Tengo un sueño" y repiten con frecuencia su visión de que un día las personas serán "juzgadas por el contenido de su carácter, no por el color de su piel", a menudo parece haber poca conciencia sobre otros elementos de su vida y su lucha, más allá de la lucha contra Jim Crow y los casos de discriminación visible, como los baños y fuentes de agua separados que finalmente fueron abolidos.

Por lo general, dos elementos importantes de su legado son minimizados o directamente ignorados, elementos que hacia el final de su vida le llevaron a ser marginado y le harían enfrentarse al olvido o incluso a la hostilidad de ciertos sectores antes de su trágico asesinato.

El primero fue su oposición a la guerra de Vietnam, fruto de sus opiniones anticolonialistas y antiimperialistas. King veía claramente su lucha como parte de una lucha global y hacía hincapié en lo que hoy podríamos llamar interseccionalidad. Creía firmemente que los negros de Estados Unidos no podrían ser libres hasta que todos lo fueran. Este mensaje no sentó bien a la clase dirigente, que prefirió destacar su lucha contra lo que se denominó "pequeño apartheid" -la segregación y discriminación manifiestas del Sur-, en lugar de su mordaz crítica de toda la estructura del racismo y la discriminación institucionales en Estados Unidos.

El segundo elemento del legado de King, a menudo olvidado, es su énfasis en la no violencia como compromiso radical con la lucha, fruto de su fe cristiana y de su comprensión de la naturaleza de la lucha de los oprimidos. La mayoría de los que celebran su legado casi no mencionan este hecho. Ni siquiera el elaborado monumento conmemorativo a MLK en Washington D.C. destaca este aspecto de sus enseñanzas; ¡es como si simplemente quisiera que los afroamericanos se integraran en las Fuerzas Armadas estadounidenses!

Es curioso que estos dos elementos sean los más relevantes para los palestinos, que buscan en MLK y su legado guía e inspiración.

Hace poco asistí en Pensilvania a un acto de recaudación de fondos en honor a MLK en el que habló Marc Lamont Hill. Un rabino local pronunció una invocación poderosa y conmovedora, pero no participó ningún imán local. Tal vez fuera demasiado incómodo e inoportuno utilizar este acto para plantear las otras cuestiones, más amplias, de la islamofobia y el racismo antipalestino. Esto fue especialmente conmovedor, ya que el propio Lamont Hill perdió su puesto en la CNN como comentarista después de que se informara de que una vez tuiteó en apoyo de una "Palestina libre desde el río hasta el mar". Si queremos honrar el verdadero legado de MLK, tenemos que redoblar nuestros esfuerzos en la interseccionalidad y trabajar por la solidaridad entre las diferentes organizaciones que luchan por la libertad y contra la opresión de todas las personas. Debemos apoyar el movimiento Black Lives Matter, así como las cuestiones sociales y económicas que plantea el racismo en la actualidad. También tenemos que denunciar la islamofobia y el racismo y los prejuicios antipalestinos.

Durante la Primera Intifada, los israelíes arrancaron olivos centenarios de un pueblo palestino (Kharab el Lahim). Más tarde, replantaron los árboles en un parque de Jerusalén, en memoria de Martin Luther King, Jr.  Cuando yo y otras personas asociadas al Centro Palestino para el Estudio de la No Violencia protestamos por esta acción y la pusimos en conocimiento del King Center de Atlanta, señalando la ironía que implicaba y solicitando que el centro interviniera y rechazara este supuesto "honor" que esencialmente les hacía cómplices de las prácticas israelíes, guardaron silencio y se negaron a hacer comentarios. Nos dijeron que quizá temían ofender a algunos de sus donantes. Sea como fuere, es un hecho que algunos donantes judíos, por lo demás liberales, no han dudado en utilizar su credibilidad, su apoyo a los derechos civiles y su influencia entre los progresistas para disuadir a los activistas afroamericanos de defender abiertamente las causas palestinas, de apoyar el BDS o de desafiar las políticas israelíes de apartheid. Peor aún, algunos activistas se abstienen preventivamente de ese apoyo por miedo a alienar a posibles donantes, sin que ni siquiera se les pida que lo hagan. Es doblemente peligroso cuando atribuyen esos temores a la reacción anticipada de toda la comunidad judía y no sólo a los donantes sionistas.

El segundo elemento es igualmente vital. Los palestinos han adoptado diversas tácticas no violentas en su lucha, incluido el BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones). Los llamamientos palestinos a tribunales internacionales, como la Corte Internacional de Justicia, es otra forma de activismo no violento que MLK habría favorecido. Aunque todos los pueblos oprimidos tienen el derecho legal de recurrir a cualquier forma de resistencia, incluida la lucha armada, es muy sensato que los palestinos se concentren en métodos y tácticas no violentos. La FOSNA apoya a los cristianos palestinos y a otros que eligen el camino del activismo radical y no violento para oponerse a las políticas israelíes. En realidad, los que se oponen al BDS en realidad no quieren NINGUNA resistencia y quieren que los palestinos simplemente se sometan a la opresión continua del apartheid israelí.

Si King viviera hoy, sin duda se levantaría contra el militarismo israelí y su opresión de los palestinos. Estaría dispuesto a arriesgarse a perder apoyo y financiación y a enfrentarse a las falsas acusaciones de antisemitismo que sin duda le lanzarían como resultado.



Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta abierta a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / Carta oberta a la alcaldessa de Barcelona, Ada Colau

  Mai més per a ningú / Nunca más para nadie / Never again for anyone Carta abierta a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / Carta oberta a ...