lunes, 29 de noviembre de 2021

La CSI insta a la ONU a que actualice su lista de empresas que apoyan los asentamientos ilegales

 Para conmemorar el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, que se celebra el 29 de noviembre, la CSI ha escrito al Secretario General de la ONU António Guterres con el objetivo de instarle a que apoye la resolución que requiere actualizar con regularidad la base de datos de la ONU donde se detallan las empresas que operan ilegalmente en los asentamientos israelíes ubicados en territorios palestinos.



Asimismo, la CSI está presionando para que se vuelva a iniciar el proceso de paz y se reconozca a Palestina como un Estado.


El 12 de febrero de 2020, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU publicó una base de datos con 112 empresas, pero desde entonces no se ha vuelto a actualizar, a pesar de que la resolución 31/36 así lo exige, junto a la recomendación de “que el Consejo de Derechos Humanos establezca un grupo de expertos independientes, con un mandato de duración determinada, para transmitir dichos datos directamente al consejo mediante un informe a tal efecto”. Hasta la fecha, todavía no se ha designado dicho grupo de expertos.


La Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow, declaró: “Agregar y borrar a las empresas de la tan esperada base de datos genera trabas e incentivos necesarios para que estas no se impliquen en la industria israelí de los asentamientos ilegales”.


“Es fundamental que el Secretario General de la ONU haga todo lo posible para garantizar que dicha actualización se finalice y publique y que se designe al grupo de expertos independientes sin más dilación para respaldar la base de datos. No solo en aras de la justicia para el pueblo palestino, sino también para las empresas incluidas en la base de datos original que, desde entonces, han cortado sus vínculos con los asentamientos ilegales israelíes”.


El Estado número 194


En dicha carta, la CSI también insta a la ONU a que lidere una conferencia de paz internacional en 2022 para reiniciar un proceso de paz que se base, ante todo, en “el cumplimiento de los derechos humanos para todos y todas”. Además, habría que reconocer al Estado de Palestina como el miembro de pleno derecho número 194 de las Naciones Unidas.


“Hace casi 75 años que Palestina se dividió para crear el Estado de Israel. Sin embargo, el pueblo palestino sigue viviendo bajo el yugo de la ocupación israelí”.


“El actual proceso de paz se encuentra en un punto muerto, debido a la expansión de los asentamientos ilegales con el apoyo de decenas de empresas, lo cual reduce las probabilidades de que se logre una solución basada en dos Estados”.


“La ONU debe hacer que 2022 sea el año en que se reinicie un proceso de paz basado en los derechos humanos para todos y todas, se reconozca a Palestina como un Estado y se otorgue al pueblo palestino los derechos a la autodeterminación, al retorno y a la seguridad frente a los continuos delitos y violaciones perpetrados por los israelíes contra ellos”, concluyó Sharan Burrow.


 

 

 

S. E. Sr. Antonio Guterres

Secretario General de las Naciones Unidas

Secretaría de las Naciones Unidas

42nd Street,

Nueva York, Ny 10017

29 de noviembre de 2021

antonio.guterres@un.org

 

 

                                                                            29 de noviembre de 2021

En 2022 la ONU debería organizar una conferencia internacional de paz entre Israel y Palestina y actualizar su base de datos.

Su Excelencia:

Este año, un informe de la CSI ha resaltado la explotación que sufren los trabajadores palestinos debido a la expansión e intensificación de la ocupación y los asentamientos ilegales. En un año se conmemorará el 75º aniversario de la aprobación de la resolución 181 de las Naciones Unidas sobre la Partición de Palestina y la creación del Estado de Israel. Sin embargo, el pueblo palestino sigue viviendo bajo el yugo de la ocupación israelí y a merced de que Israel quiera o no sentarse a negociar sobre su futuro.

Hoy en día, el proceso de paz se encuentra en un punto muerto. Las negociaciones no lograron fijar los derechos humanos internacionales como la base para alcanzar una solución de dos Estados. Como reconocemos la actual deficiencia del proceso de paz en Oriente Medio y el estancamiento de las negociaciones, instamos a la ONU a que en 2022 vuelva a organizar una conferencia de paz internacional con el objetivo de lograr una iniciativa de paz que se centre, ante todo, en el cumplimiento de los derechos humanos para todos y todas. Para el pueblo palestino esto incluiría los derechos a la autodeterminación, al retorno y a la seguridad frente a los continuos delitos y violaciones perpetrados por los israelíes contra ellos. Ya es hora de reconocer a Palestina como un Estado soberano y autónomo y como el miembro de pleno derecho número 194 de las Naciones Unidas.

Asimismo, la obtención de beneficios por parte de empresas israelíes y corporaciones multinacionales solo es posible porque se impide el desarrollo económico de Palestina, se lleva a cabo la anexión de sus territorios y se saquean sus recursos naturales. En dicho contexto, la posibilidad de lograr una solución viable basada en dos Estados se va desvaneciendo a medida que se siguen expandiendo los asentamientos ilegales y tolerando que las empresas apoyen la expansión de dichos asentamientos y de su infraestructura.

La [nombre de su central sindical] ha acogido muy favorablemente la publicación de la base de datos de la ONU donde se detallan las 112 empresas que operan en asentamientos ilegales israelíes ubicados en tierras palestinas. Es importante recordar que el mandato estipulado en la resolución 31/36 incluía la actualización anual de la base de datos y recomendaba “que el Consejo de Derechos Humanos establezca un grupo de expertos independientes, con un mandato de duración determinada, para transmitir dichos datos directamente al consejo mediante un informe a tal efecto”. Agregar y borrar a las empresas de la tan esperada base de datos genera trabas e incentivos necesarios para que estas no se impliquen en la industria israelí de los asentamientos ilegales, con arreglo al mandato establecido por la resolución 31/36 del Consejo de Derechos Humanos.

Por tanto, actualizar anualmente la base de datos es fundamental para acabar con la complicidad empresarial en la prolongada ocupación israelí y las violaciones sistemáticas y generalizadas de los derechos humanos. Rogamos encarecidamente al Secretario General de la ONU que apoye plenamente al ACNUDH para que cumpla su mandato en su totalidad y actualice anualmente la base de datos de las Naciones Unidas y garantice la asignación de los recursos financieros necesarios.

Agradeciendo la atención que brinde a la presente, le saluda atentamente,

FIRMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Palestina, discurso y práctica cómplices o acciones coherentes". Santiago González Vallejo Comité de Solidaridad con la Causa Árabe

  Palestina, discurso y práctica cómplices o acciones coherentes  Santiago González Vallejo  Comité de Solidaridad con la Causa Árabe  La Un...